2014/10/17

¿ Si disfrazo a mi hijo(a) estoy participando del Hallowen?

¿Si disfrazo a mi hijo(a) estoy participando del Hallowen?
Por Lelio Ariza, Pastor MCI, Docente y Escritor.

Que importante es que los padres de familia nos preguntemos sobre la participación de nuestros hijos en este tipo de actividades, tan populares en nuestra época. Dejar pasar estas festividades sin cuestionarnos sobre ¿cuál debe ser nuestra posición? o sin hablar con nuestros hijos sobre esto, es perder la posibilidad de evaluar el código de valores que estamos impartiendo en nuestro hogar. Para responder esta pregunta me enfocaré en dos tipos de relaciones que los padres debemos cultivar con nuestros hijos: la relación de amistad y la guianza entre el bien y el mal.

La relación de amistad

Un amigo sabe escuchar y disfrutar de las alegrías del otro. Lo invito a recordar por un momento si le gustaba disfrazarse cuando era pequeño, y cuales eran los sentimientos que lo inundaban al convertirse por un instante en un personaje que usted admiraba; o si desafortunadamente nunca pudo disfrazarse ¿cómo se sintió? Disfrazarse es una experiencia maravillosa para un niño, el disfraz es una extensión de la imaginación, es ser por un momento lo que soñamos, tal vez venciendo nuestras limitaciones o temores. Prohibir o cohibir a un niño de la posibilidad de disfrazarse es atentar contra su imaginación, es negarle la posibilidad de soñar y también es perder una oportunidad de conocer más a nuestros hijos, saber que admiran y por qué lo admiran.

Lamentablemente algunos niños escogen disfrazarse de personajes que representan o exaltan comportamientos que van en contra de los valores cristianos, como la rebeldía, la violencia o la inmoralidad. Es justo en ese momento, cuando resulta necesario retomar nuestra posición en la guianza de nuestros hijos en el discernimiento del bien y del mal.

La guianza entre el bien y el mal

La biblia dice:
"Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre,
Y no desprecies la dirección de tu madre;
Porque adorno de gracia serán a tu cabeza,
Y collares a tu cuello.
Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar,
No consientas" Pr 1:8-10

Este pasaje lanza dos desafíos a todo padre de familia: estar listo para brindar instrucción y dirección a sus hijos. Comprendiendo que esto le ayudará a los niños a tomar decisiones correctas, para no caer en engaño.
Si entendemos el significado de la palabra engañar como: Hacer creer algo que no es verdad. Entonces podríamos decir que el hallowen promueve el engaño, porque busca transmitir en los niños pensamientos que para un verdadero cristiano no deberían ser reales. Pensamientos como la exaltación de la oscuridad, del mal, de la misma muerte y como consecuencia, un profundo temor a todo esto.
Ahora, seguramente nuestros hijos desconozcan este tema y, simplemente sean atraídos por los disfraces o por la extraña sensación que existe al asustarse. Por eso, considero importante no prohibir ni impedir que se disfracen, si antes usted no se ha tomado la molestia de impartir una instrucción y una dirección en su familia.
Permítame compartirle un ejemplo de cómo podría trabajar este tema en su familia:
1. Aparte un tiempo de quietud en donde usted este seguro que sus hijos le pueden prestar atención y explíqueles el significado del hallowen. No sea superficial, ni demasiado sensacionalista, simplemente acuda a la historia, a los datos básicos de cómo nació esta tradición. Explíqueles que generalmente lo que busca esta actividad es trasmitir temor a los niños y que usted no quisiera que sus hijos estuvieran llenos de temor, sino de valentía.
2. Aproveche para hablar sobre los temores que puedan tener sus hijos. Si su hijo le abre su corazón no lo juzgue, ni lo menosprecie, los niños tienen muchos temores y es necesario escucharlos para poderlos orientar.
3. Hable sobre los disfraces. Si su hijo escoge un disfraz que como lo decíamos anteriormente, representa o exalta comportamientos que van en contra de los valores cristianos, como la rebeldía, la violencia o la inmoralidad. Pregúntese ¿qué está pasando? ¿Por qué selecciona este tipo de disfraces? ¿Qué tipos de influencias esta recibiendo?
4. Permítale disfrazarse y llegue a un acuerdo con él. Hay muchos personajes admirables en el mundo de los niños.
Sugerimos algunos disfraces que pueden utilizar:
- Disfraces de animales
- Disfraces de profesiones
- Disfraces de
5. Acompáñelo. Busque celebraciones que promuevan la alegría, la imaginación y el respeto por los niños. En este tiempo la sociedad esta cambiando su manera de pensar frente al hallowen, muchas personas organizan actividades diferentes. Consulte una guía cultural, pregunte sobre las actividades de la iglesia, etc.
Espero que esta reflexión le ayude a fortalecer la relación con sus hijos, y que esos pequeños le Dios le ha dado disfruten la vida de la mejor manera posible.
Hasta una próxima oportunidad,
Saludos.