2010/06/25

Los sentimientos de los padres

Hace unos años escuche una historia que me conmovió, una jóven llamada Camila se encontraba asistiendo a unos de los encuentros de nuestra iglesia, en una de las conferencias el pastor estaba hablando del perdón a los padres, y fijándose en Camila se dió cuenta que ésta no estaba deacuerdo con él, el pastor le dijo que ella debía perdonar a su papá, Camila lo interrumpió y poniéndose de pie gritó acaloradamente que nunca iba a perdonar a su padre, que ese hombre no se merecía nada de ella y que lo mejor era que se muriera, el pastor reaccionó acaloradamente y le replicó que si ella no perdonaba a su padre nunca tendría la verdadera paz en su vida y que su comunión con Dios no podria ser plena, ella se levantó malhumorada y se salió del encuentro, fue un momento muy tenso para todos los allí presentes.
La semana siguiente, cuando se realiza el post-encuentro la sorpresa fue mayúscula cuando Camila llegó con su papa a la iglesia, estaban en primera fila con una sonrisa en los labios.
El pastor logicamente notó el hecho y preguntó a Camila por lo sucedido, ella relató como después de llegar del encuentro se fue a dormir pero no pudo conciliar el sueño, por más que lo intentaba no lograba quedarse dormida, las palabras del pastor retumbaban en su mente ¨si no perdonas a tu padre, nunca tendras la verdadera paz¨, asi que ella se levantó de su cama, bajó a la cocina para buscar un poco de leche con la cual lograr un poco de sueño. Su sorpresa fue mayúscula cuando encontró a esas horas de la madrugada a su papá, tambien en pijama con la mirada perdida dándole vueltas a una taza de café vacía. Ella lo ignoró como siempre, abrió la nevera, llenó su vaso con leche y se dispuso a irse a su cuarto, pero las palabras del pastor seguían retumbando en su cabeza, asi que decidió devolverse y decirle furtivamente ¨papa, te amo¨ y dando media vuelta escuchó la voz de su padre diciendo: ¨yo no merezco que me ames¨ ¨yo solo soy un desgraciado que le ha hecho mucho daño a ti y a tu madre¨ ¨yo no tengo perdon de Dios¨.
Ella abrió sus ojos asombrada y con lagrimas en sus ojos vió como el odio para con su padre lo había condenado a la soledad en su propia casa, ella había sido herida pero mayor era el daño que ella estaba haciéndole a su padre con su actitud.
Esa noche, en esa fria y oscura cocina, padre e hija se reconciliaron, se abrazaron y sanaron sus heridas.
Ella le contó a su papá sobre el encuentro, le habló sobre el amor de Dios y sobre las palabras del pastor diciéndole que debía perdonar a su padre, el papá de Camila le rogó que lo llevara a la iglesia y fue así como llegaron al post-encuentro ocho días después.
No tardaron mucho en abrir su hogar para una célula, la cual creció rapidamente, luego de un tiempo esa célula se convirtió en un ministerio que ha sido de bendición a muchos, y todo empezó con esas palabras ¨te amo papa¨
Mi oración en este tiempo es que hagas todo lo posible decirle a tu padre que lo amas y depués me cuentan como les fue con la respuesta.
Si haz sido bendecido, agradecemos cualquier tipo de donación con la que puedas motivar el desarrollo y expansión de este sitio:






Agradezco sus comentario, los correos que nos han enviado y la constante promoción que han hecho a este blog de edificación. Si aún no eres miembro de nuestro grupo, inscríbete y recibe nuestros estudios actualizados.

Publicar un comentario