2011/08/03

¿Como enfrentar la perdida de un hijo? Testimonio pastores Castañeda

TESTIMONIO DE LOS PASTORES ORLANDO Y JIMENA CASTAÑEDA

Pastor Cesar: Yo se que la vida da muchas vueltas y a veces uno tiene experiencias que nos marcan, cual ha sido esa experiencia que los ha marcado?

Pastora Jimena: La verdad fue que la experiencia que mas nos ha marcado fue nuestro segundo hijo, en el embarazo a los 8 meses fue cuando fui al médico, el diagnostico fue algo que nunca espere tener, el médico pregunto si había tenido en nuestra casa o en la familia de mi cónyuge algún enfermo o deformidad, desde ahí empezó un proceso de dolor y de angustia, que no pensé haber vivido, a los 20 días nació aproximadamente nuestro hijo, la pediatra nos decía: esto es una enfermedad irreversible. No hay nada que hacer, el niño tiene un síndrome Prader Willer, nunca había escuchado ese síndrome, y empecé a preguntar que es: tenia hipotonía muscular, ella me comenzó a decir lo que tendría en futuro de enfermedad ese hijo, era un problema hormonal, donde nunca volvería a escuchar, a ver, es decir, todo un futuro que yo nunca había esperado, fue un proceso casi de año y medio, donde tuvimos que estar de clínica en clínica, tenía problemas respiratorios, terapia respiratoria, era todo un proceso en la vida del niño, donde realmente experimentamos quebrantamiento.

Pastor Cesar: A veces uno se hace la pregunta, si nosotros como confiamos en Dios, creemos en El; porque El permite circunstancias, de mandarnos hijos con estos problemas, No se si esto lo vivieron ustedes?

Pastor Orlando: Si, a veces uno no entiende, pero detrás de esto hay un propósito, a través de ese año y medio entendimos que había un propósito, yo creo que espiritualmente ese quebrantamiento fue claro, como pastores apenas llevábamos dos años y medio; yo no entendía mucho lo que era tener esa compasión y misericordia, por el desvalido, por el necesitado, y estaba convencido de que yo tenia compasión y mi esposa también, cuando viene lo de nuestro hijo, viene una confrontación de lo que es ese quebranto, y eran días de oración, eran días que tu estas allí de rodillas: Señor porque mi hijo esta en esta situación, había un momento en que los cielos estaban cerrados, yo decía Señor contéstame, pero entendimos que el Señor nos quería enseñar que era el clamar, el llorar, muchas veces llorábamos al lado. Señor que propósito tienes?

Pastor Cesar: No vivieron un momento como de culpabilidad, decían: yo hice algo en esta vida, cometí algún pecado, hice algo incorrecto y que esto haya afectado a mi hijo?

Pastor Orlando: Claro, hay es donde uno empieza: “Señor, y parte por parte, entrego mi vida a Cristo, Señor, donde esta ese argumento, porque uno piensa, donde esta el argumento y era el arrepentimiento, yo volví a repetir.
Decía: Señor yo me arrepiento de toda mi vida, pero no encontraba lo que era.

Pastor Cesar: Y más cuando uno ha leído de la vida de David, cuando tiene su hijo y David, ayuna, ora, y el hijo enfermo, Dios no quiso devolverle la vida, o la salud: sino que el bebe murió, y todos sabemos que fue por el pecado de David, y a veces no sentían cuando leían en ese texto de la escritura, de que Dios estaba redarguyéndolos de algo?.

Pastor Orlando: En ese momento, era como una confrontación era más sobre lo que era misericordia y compasión, nosotros sabiendo que éramos pastores no teníamos eso, después de un tiempo que parte nuestro hijo con el Señor, yo le pregunte: Dios que pasa, y el Señor decía: “ Porque les amo..... y averiguando sobre esta enfermedad, nuestro hijo iba a estar vivo hasta el años 25, los que tienen este síndrome, viven mucho tiempo, iba a ser no de estatura normal, muy gordos, iban a tener problemas, iban a fallecer. Y lo que entendía del Espíritu Santo que nos decía, “No los quiero ver sufriendo años, con un niño enfermo en su casa”.

Pastor Cesar: Y cuando nació el niño, ustedes, ya sabían, a que se enfrentaban, ya estaban preparados, como fue la reacción con el bebe?.

Pastora. Jimena: Pastor, algo fundamental fue una de sus enseñanzas que nos ayudo en tiempo de prueba, el pastor siempre ha predicado acerca de cuidar las semillas de los pensamientos, pienso que eso es lo más importante, cuando se esta viviendo como ese día malo de quebrantamiento, es cuidar los pensamientos, acerca de cuestionar a Dios, en eso nos cuidamos muchísimo, y lo que primero empezamos a hacer, es Señor, es cumplir un propósito, va a ser algo grandioso en el futuro, y fue así como Dios nos hablo, yo recuerdo que como mamá yo clamaba. Y como a los 6 meses vuelvo a quedar embarazada, yo decía; Señor ahora entiendo menos, tenia un nene de 3 años, este bebe que estaba muy enfermo, luego quedo embarazada del tercer hijo, y el Señor me habla y me dice: “Porque ese bebe venia de una manera especifica en nuestra vida, para tener un quebrantamiento”, pero después de que, como dice la escritura, cuando el grano de trigo cae y muere, no quedara solo sino que dará mucho fruto.

Pastor Cesar: O sea ustedes están convencidos de que Dios uso la situación de este bebe, para tratar algún área en sus vidas? Al decir quebrantamiento a que se refiere?

Pastora Jimena: Yo creo que quebrantamiento es cuando uno puede morir, definitivamente a su propia vida, al desprendimiento, porque esa palabra de cuando el grano de trigo no cae y muere, quedara solo, pero si cae, dará mucho fruto.

Pastor Cesar: Viene a ser algo como cuando Abraham ofrendo a Isaac, que se desprende de él y confía todo en las manos de Dios.

Pastor Orlando: Pero un momento en que como padre uno se aferra a que viva, porque nosotros orábamos, “Señor Sánalo, Sánalo, Señor libéralo” porque uno espera como pastor, en su oración el milagro de Dios, pero en un momento recuerdo una palabra en que un hombre de Dios vino a visitar la iglesia, y el visito al niño, y el dice: El Señor le dice que el Señor lo iba a levantar, yo no lo interprete, porque no me dijo más, y cuando yo veo esa palabra, dije: el Señor lo va a sanar, pero yo no sabia de ue forma lo iba a levantar; cuando el 31 de diciembre del año 96, estábamos aquí en la iglesia, y el niño presento un trauma muy difícil en su respiración, recuerdo que le dije: por favor pastor ore, estábamos en el automóvil, el pastor se acerco, se quedo mirándonos y ve al niño, inmediatamente se acerca y nos mira, pero sentí algo tremendo, porque ahí sentí algo muy espiritual, y el pastor ora específicamente, y dice: desato la perfecta voluntad de Dios en Daniel Felipe, cuando el pastor dice esto: pensé, Señor... esto es un anuncio claro y yo estaba como aferrándome a la vida y tu me estas pidiendo a mi hijo, precisamente a los siete días viene el último ataque del niño en su respiración en sus pulmones y le da un paro cardiaco, y los médicos nos dicen: papá, mamá, vamos a conectar a su hijo, le podemos alargar la vida, pero sentí del Espíritu, viene una palabra a mi corazón que dice: Ha llegado el tiempo, entrégame a tu hijo. Yo le dije al médico, no, no hay necesidad de conectarlo, solo le pedimos que nos deje compartir esta noche con él, y esa noche fue un tiempo glorioso junto con Ruth Jimena, y vimos la presencia de Dios y era, “entrégame a tu hijo, porque llegan grandes cosas para ustedes”,. Y esa noche fue una noche de oración, Jimenita con 8 meses de embarazo, y entregamos a nuestro hijo, tuvimos una noche de oración, una noche de quebranto, fue como ese lloro, fue año y medio de lloro, de quebranto y esa noche fue la última, sentíamos otra vez la presencia de Dios.. “entrégame a tu hijo”... porque vienen grandes cosas.. había un propósito.

Pastor Cesar: Yo creo que la parte mas difícil, es decir: Señor desato tu voluntad, casualmente estaba hablando con un pastor que su hijo de 20 años de edad, muy enfermo, él lucho 50 días en oración para que Dios lo levantara, hasta que por ultimo, el domingo el día de la reunión, él dijo: Señor desato tu voluntad... y en la madrugada del lunes murió el hijo; o sea, como Dios respeta, la voluntad de los padres, que un padre puede, prolongar la agonía del hijo, o puede acortarla, y como se acorta? Desatando la voluntad de Dios. Pero cuantos días, disfrutaron su hijo? si se puede llamar que lo disfrutaron o lucharon todo el tiempo con él?

Pastor Orlando: Año y medio, hubo algo, el niño era muy hermoso, lo disfrutamos, pero pasamos momentos, eran aquellos momentos de nuestra casa de lloro, yo estando como comunicador en la radio, yo tenia que salir, después de ese quebrantamiento, a animar a la gente también en la radio; y era un contraste, yo pasando junto con mi esposa esa prueba, e ir a animar a otras personas, mi hijo muriendo y dando palabra de animo, y había un propósito detrás, en mi vida,; porque yo veo que después de la partida de nuestro hijo, nosotros no habíamos dado fruto así, tremendo, todavía como que no pasaba algo, pero después, vino una sensibilidad a la necesidad de la gente que no la teníamos antes, entendíamos el dolor, de la gente, una consejería; algo paso en nosotros y desde ahí, el ministerio empieza a crecer. Y viene una confirmación para hacer parte del equipo de 12, bueno, fueron muchas cosas,. Y vemos que el crecimiento vino en ese momento; porque hoy en día, cuando llega un pareja, cuando llega alguien a una consejería, sentimos hay una sensibilidad; pero fue por ese momento, fue por nuestro hijo.

Pastor Cesar: hay una parte donde muchas veces nosotros no entendemos lo que Dios quiere hacer, y es que Dios nos quiere enseñar, que los hijos no son nuestros, que Dios es el que da la vida, y Dios quiere probar nuestros corazones donde nosotros voluntariamente le digamos a Dios: Dios desato tu voluntad, nosotros lo vivimos también con nuestras hijas, que Dios nos dijo: entréguenme sus hijas, y con mi esposa, desatamos la voluntad de Dios, pero era entregarlas al ministerio; a veces Dios los llama para su servicio, otras veces Dios los llama para su Gloria, como en el caso del hijo de ustedes, pero Dios se agrada, es cuando uno se desprende de todo y dice: Señor, esto es tuyo, tu me lo pides y yo te lo entrego. Y eso es lo paso con la vida de Abraham, cuando le dice: dame tu hijo, a tu unigénito, a quién amas, Abraham, no lo dudo; él camino por tres días hasta el monte Moriat, tres días, con su hijo, llevaba la leña, llevaba el fuego, pero él sabia que iba a ofrecer sacrificio a Dios, y el hijo le dice, ya cuando estaban llegando a la montaña del sacrificio: papá: aquí esta la leña, aquí esta el fuego, donde esta el sacrificio? Y yo creo que en ese momento Abraham, se volteo, miro al hijo, las lagrimas empezaron a rodar por sus mejillas, porque él sabia que tenia que sacrificar a su propio hijo, pero en ese momento viene la inspiración divina: “Dios se proveerá de sacrificio”, y fue como Dios intervino, pero Dios se agrado tanto de la decisión de Abraham, que dijo: Por cuanto haz hecho esto y no me rehúsate a tu hijo, a tu unigénito, a quien amas, de cierto te bendeciré y tu descendencia poseerá las puertas de tu enemigos. Ha y un momento cuando uno desata la voluntad de Dios y confía a sus hijos en las manos de Dios, algo se rompe en el mundo espiritual, y las bendiciones de Dios vienen de una manera muy especial, a nuestras vidas, entonces, yo creo que esto que ustedes vivieron con su hijo de entregarlo, de soltarlo en las manos de Dios, fue tal vez la mejor decisión. Y luego cuando su hijo parte, ¿como logran superar el dolor?, salir adelante, convertirse en inspiración para otros y no todas las personas asimilan bien esta prueba. Yo conozco casos en que familias que ha vivido esto, quedaron marcados, en ese pasado, pero el caso de ustedes no ha sido así, ustedes salieron delante, lo que vivieron con su hijo, como que fue un capitulo que quedo en el pasado, ustedes se ven entusiastas, dinámicos, alegres, joviales, cuando recuerdan su hijo, lo hacen con cariño, no con dolor, no con esa frustración, no con esa tristeza, a que se debió todo esto?

Pastora Jimena: Pastor, yo recuerdo siempre el día del entierro de mi hijo, las palabras que el pastor me dio, hasta el día de hoy, eso hace mas de 10 años, el pastor nos dijo, ustedes, cuando vayan al cielo, habrá un guapo joven de mas o menos 30 años, y él estará esperando con las mesas y las sillas marcadas con sus nombres como familia, porque él se adelanto, desde ese momento eso sano mi corazón y me alegro, y pienso que es una de nuestras metas como familia, poder llegar a la eternidad, poder tener ese encuentro tan especial con mi hijo.

Pastor Cesar: Ahí están dando en la clave, cuando un hijo, parte de este mundo y una persona que tal vez no comprende lo que es la eternidad, piensa que lo perdió, pero en el caso de ustedes, pudieron pintar un cuadro en la mente de que no lo perdieron; sino que el se adelanto y que él seguía llevando una vida normal, en el reino de los cielos, y que un día se encontrarían con él, y compartirían. En el caso de Orlando, que fue lo que le ayudo?

Pastor Orlando: Para mi fue, ese momento la consolación, pero hay algo, durante el tiempo que nuestro hijo esta enfermo, fueron muchos tiempo de clínica, muchos tiempos en que vivía, en que iba a partir, pero viene un cuestionamiento, pero viene una pregunta, pero bueno uno es pastor y pasar por esta aflicción, ese dolor, fue un año y medio del lloro; porque fue un lloro, un quebranto, lo pasamos allá en los secreto con Dios, pero vimos que en el día que nuestro hijo parte, esa fue la última noche que lloramos, con dolor y entregamos nuestro hijo, allá en esa clínica lo entregamos; pero yo veo que en el momento que lo entregamos, fue el dolor, porque era nuestro hijo, pero veo que al otro día, ya cuando parte, y ya vienen las exequias, ya Dios había hecho algo en nuestra vida; ya no podíamos llorar, porque vino esa palabra de consolación, cuando vienen las palabras del pastor que refería Ruth Jimena; vino una consolación inmediata, y vino como una visión, ya lo vimos fue corriendo en los cielos, ya lo vimos al lado del Padre, ya lo vimos adorando; entonces viene como una visión de lo que viene enseguida, y ya venia como, la restitución de Dios, y fue a los 40 días que nace nuestro tercer hijo que es Miguel Ángel, que fue como la restauración. No que ocupe el lugar de Daniel Felipe que partió con Dios; sino que el vino a ser esa restauración, y fue la forma que Dios, inmediatamente dijo: no los dejo con un vació, sino que nos da otro hijo, que no lo teníamos en los planes, pero Dios si.

Pastor Cesar: O sea que en ese momento ustedes, entendieron que no deberían quedasen ahí; sino seguir avanzando.

Pastora Jimena: Lo que pasa pastor es que el luto, puede ser toda la vida, o puede ser en ese momento quitado, por el pasado, por lo que tuve experiencias negativas, o adversas no podemos quedar, porque por el pasado no podemos hacer nada, pero si determinamos el presente y el futuro, yo entendía que desde ese momento empezábamos realmente la carrera en la vida de la fe.

Pastor Cesar: Y cuando comparten con sus hijos, le hablan de este bebe, que perdieron?

Pastor Orlando: Cada uno de nuestro hijos saben, incluso Mateo Alejandro tenia 5 años , en ese momento, El vio, a su hermano, él lloraba con nosotros, yo recuerdo una noche que decía: Papito Dios, sana a mi hermanito.. él vivió todo, él vio cuando su hermanito fue enterrado, cuando murió, pero maduramente, porque lo preparamos para eso, y el Espíritu Santo ayudo, hoy en día ven la foto, la tenemos allí, es parte de la familia, aun nuestra 4 hija, Sharon Jimena, ya le hablamos de Daniel Felipe y lo ve como su hermano, pero nosotros ya hablamos con alegría y gozo de saber donde esta nuestro hijo; y esto es mas fácil, para cuando llegan personas, nosotros podemos dar una palabra de animo, decirles cual es su propósito con todo esto.

Pastor Cesar: Han tenido que atender algún caso similar a l que ustedes vivieron en conserjería?

Pastor Orlando: A los pocos días llego una mujer con un jovencito como de 11 años, pero en brazos, yo decía pero porque lo alza? Pero su mamá, cuando estaba en el embarazo, desato una maldición sobre ella, y le dijo: usted, va a sufrir con ese hijo que tiene en su vientre, precisamente nació con retardo mental, situaciones muy difíciles, ella llego diciendo: yo que hago con mi hijo? Y yo decía: Señor tu nos guardaste, porque me imaginaba con nuestro hijo enfermo, durante tantos años y yo estaba viendo esta mujer inmediatamente vino una palabra para ella, ya uno entendía el dolor, de esa persona que esta viviendo esto; y allí pudimos ministrarla a ella, recibió palabra, oramos por ese hijo; entonces si hay algo que el Espíritu Santo hizo en nuestra vida.

Pastora Jimena: Cuando yo estaba viviendo esa experiencia, el Señor me hablo y me dice: Porque esto va a ser testimonio en las naciones de la tierra y en ese tiempo nosotros no teníamos ni siquiera proyección a ninguna nación de la tierra, y la verdad que hasta el día de hoy lo hemos testificado; y siempre que vamos a algún lugar lo decimos, sin saber que haya siempre una persona que este atravesando por una situación similar.
Hemos aprendido muchas cosas, pero la mayor lección para mi es entender que Dios es el dueño absoluto de todas las cosas, que nunca debemos estar aferrados a nada, que debemos depender de El. Que Dios es un Padre bueno, que nunca deja que tu pases por una adversidad y te deja con un dolor.

Pastor Cesar: No les quedo algún temor hacia alguno de sus hijos, que pueda pasar por alguna enfermedad, o algo así?

Pastora Jimena: Pasaron 5 años y yo quería tener nuestra niña y yo ahí era como un examen para mi, de decir: si había pasado ese tiempo de temor, porque era algo generacional, o era algo que pudiera volver a suceder; cuando quede embarazada de Sharon, fueron 9 meses donde todo el tiempo era no aceptar que viniera el temor; entonces ahí me di cuenta que había sido totalmente sana. Una vez el pastor dijo: cuando alguien pasa una prueba no la vuelve a pasar nuevamente y de eso estoy segura.

Pastor Cesar: Es lo que habla la Biblia, una sola vez estuvo Daniel en el pozo de los leones, solamente una vez los 3 jóvenes hebreos estuvieron en el horno de fuego, de manera que la prueba es una vez que se experimenta, pero cuando uno sale adelante debe ser liberado del temor, de que esto volverá a repetir, de ahí la importancia de entender si hay una maldición y cortarla; ahora ustedes no ahondaron sobre el asunto para identificar si detrás de la situación de su hijo había una maldición?

Pastor Orlando: Bueno, recibí una palabra y de pronto empecé a revisar fue mi generación hacia atrás partiendo de mis padres, encontré muchas situaciones allí de pecado y vi que había una maldición generacional, en una palabra que recibía, parece ser que lo que Dios me hablaba era que: el enemigo había tomado pecados de generaciones pasadas y vino hacia nuestra generación a tocar.

Pastor Cesar: Algo como lo que enseña Lamentaciones 5: 7 “ Nuestro padres pecaron y han muerto y nosotros llevamos su castigo” Que a veces uno recibe inocentemente las consecuencias de pecado de los antepasados.

Pastor Orlando: Inmediatamente pude tener un charla con mis padres, ellos entendieron que estaban en pecado, ya había partido nuestro hijo y tuve ese tiempo de compartir con mi mamá, y ella pudo reconocer su pecado, al poco tiempo entrego su vida al Señor, hoy es una tremenda líder en el Señor; pero encontramos algo que había de generaciones pasadas que vino a tocar a nuestro hijo, pero vimos que Dios rompió esa maldición y hoy veo que mi familia llego a los pies del Señor a través de esto.

Pastor Cesar: Ruth Jimena, que podría decirle a las mujeres o hombres también que están pasando por un momento difícil con alguno de sus hijos que tiene alguna enfermedad critica como las que tuvo tu hijo?

Pastora Jimena: Yo pienso que lo mas importante es que cada una entienda que Dios es un Dios bueno, eso es lo mas importante que vean a Dios como su padre, que puedan aceptar la voluntad de Dios sobre sus hijos, y que en ningún momento acepten las palabras negativas, cuando uno esta viviendo la aflicción tiene que estar con su mente y su corazón lleno de palabras de fe, porque la fe viene por el oír y en ese momento todo cuanto dicen los médicos, las circunstancia, solamente vienen palabras negativas, es como que viene sobre uno el pesimismo, y tiene que cambiar inmediatamente ese ambiente.

Pastor Cesar: O sea, hay una promesa en este libro que dice: Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición, al morir crucificado, y hoy me gustaría que cada uno se aferré a esta promesa, Galatas 3 :3 y la reclamen a Dios que El mismo los redima de la maldición, sea una maldición de enfermedad, sea una maldición de adversidades que ocurrió por pecados de los antepasados, Jesús tiene el poder de quitar todo esto de en medio, llevarlo a la cruz, anularlo, cancelarlo y darles una nueva oportunidad. Orlando una palabra de esperanza.

Pastor Orlando: Para cada uno de nosotros es pasar momentos de prueba, pero después viene una bendición multiplicada para cada persona, es decir: la prueba tiene un propósito, el quebrantamiento tiene un propósito, y para aquellas personas que están pasando sus momentos críticos, dice: Señor que esta pasando. Quiero decirles: si hay esperanza al final de esa prueba Dios le tiene un propósito muy grande, y sobre todo en todas las áreas, en la parte espiritual, física, material, con sus hijos, es decir: esa prueba es momentánea, pero después de pasar esa prueba viene la bendición grande para cada persona.

Si necesitas consejería puedes contactarnos aquí con gusto responderemos tus inquietudesAhora estamos presentes en Twitter y en nuestro canal en Youtube.
Agradezco sus comentario, los correos que nos han enviado y la constante promoción que han hecho a este blog de edificación. Si aún no eres miembro de nuestro grupo, inscríbete y recibe nuestros estudios actualizados.
Si deseas ayudar a nuestro ministerio, puedes hacer una donación voluntaria en:





 o puedes consignar Cuenta Ahorros Bancolombia n° 24117999692 Edgar Mauricio Botello


.



Publicar un comentario