2010/05/31

Testimonio de Edgar Mauricio Botello II



En la entrega anterior tuve la oportunidad de compartirles mi testimonio siendo soltero, ahora voy a compartirles mi testimonio antes de mi relacion de noviazgo con la que ahora es mi esposa.

Cuando eres soltero debes soportar muchas veces la soledad, fingir gozo cuando hay un triste vacío y en algunas ocasiones resistir la típica dolorsa pregunta : ¿ Ya te casaste? ¿Ya estas orando con alguien? ¿No haz visto a nadie que te interece?, todas esas situaciones son muy incomodas y desagradables.
Recuerdo que era un viernes en la noche, unos amigos salian a cine y me convidaron, yo nunca he sido muy dado a esos planes, pero me pareció buena idea acompañarlos; fue ahy donde conoci a ¨D¨ una mujer hermosa, profesional, de buena familia, pero con una precaria relación con Dios, a pesar de llevar varios años en la iglesia.
La relación se precipitó rapidamente como carro sin frenos, desde el comienzo hubo una atracción y en menos de 3 meses ya estabamos hablando de matrimonio, yo me encontraba locamente enamorado, había llegado una persona que llenaba todas mis espectativas, fue entonces cuando consulte con mis pastores.
La reacción de ellos, no me la esperaba, ellos me llamaron a recapacitar, vieron en ella una buena muchacha, pero no les agradó del todo, mi reacción fue de frustración, ¿como era posible que despúes de esperar tantos años y encontrar una persona que me llenara, tuviera que pedir permiso a mis autoridades? ¿Acaso el hombre no se puede equivocar?, pense que ellos estaban manipulando mis sentimientos, yo no era un jovencito para que me dijeran lo que tenía que hacer.
Poco despúes vi que mi nivel espiritual empezó a bajar, mi oración no era la misma, mi comunión con Dios habia cambiado, mis pastores me recomendaron que me diera un tiempo apartado de ella, 40 dias para aquietar el corazón y entender si esa relación era la voluntad de Dios.
Yo acepté, aunque a ¨D¨no le gustó mucho la idea, nuestro plan era aguantar los 40 días y luego de eso empezar una relación formal, sin embargo no estaba eso en los planes de Dios. Durante ese tiempo de separación fuimos desobedientes y nos vimos en dos ocasiones, el Señor sacó todo a la luz y el tiempo de separación se prolongó.
Luego se me presentó la oportunidad de viajar fuera del país por un tiempo, aproveche la oportunidad para darme un tiempo alejado de todo y meditar sobre mis sentimientos, en ese tiempo me enteré que ¨D¨había estado saliendo un ex-novio y la habían visto tomada de la mano en un centro comercial, mi dolor fue intenso, no aguanté las ganas de llamarla y reclamarle esa situación, ¨D¨ negó todo alegando que eran chismes de personas que solo quería vernos separados y nos volvimos a reconciliar. Mi pastor se comunicó conmigo y me ordenó que cortara con esa relación, que fuera obediente, pero yo seguía comunicándome con ella por msn, por correo y por teléfono, era mas fuerte lo que sentía por ella que las fuerzas por obedecer, hasta que un día algo pasó: me encerré en mi cuarto a orar y pedirle a Dios que dirijiera mis sentimientos, yo no quería equivocarme, estaba dispuesto a casarme con ella y hacer una familia, pero no entendía porque había tanta oposición.
Fue esa tarde que orándole a Dios le pedí que me mostrara como llegaría a ser mi vida con ¨D¨ y cerrando los ojos, pude ver como si mi vida fuera a toda velocidad, desobedeciendo la guia de mis pastores... me casaba apresuradamente con ¨D¨ al poco tiemop ya teníamos una niña, pero despues de eso, vi como me había alejado de la iglesia, de mi llamado, me había apartado de mis amigos, no conseguía trabajo, me encontraba frustrado en la casa, soportando los reclamos de ¨D¨¿como me fui a casar contigo?, !eres lo peor que me ha pasado!, ! Yo nunca me debía haber casado contigo!. En ese momento reaccioné y me dije: ! Me equivoque!, destruí mi llamado y mi vida y ahora no hay vuelta atrás.. en ese momento me desperté y me di cuenta que había comentido un grave error, pero aun tenía oportunidad.
Borré su cuenta de msn, de correo y su teléfono, me alejé de sus amigas, oré cortando todo sentimiento con ella, con su pasado, su presente y su futuro, no saben lo doloroso que fue eso para mi,  despúes de invertir casi un año en ese proceso, sentir que tenía que empezar de nuevo en mis sentimientos me atormentaba, sin embargo lo hice pidiéndole a Dios que no me dejara solo, que me trajera la persona correcta en el menor tiempo posible, y Dios contesto mi oración, pero eso es parte de otra historia..
hasta la proxima.

Agradezco sus comentario, los correos  que nos han enviado y la constante promoción que han hecho a este blog  de edificación. Si aún no eres miembro de nuestro  grupo, inscríbete y recibe nuestros estudios actualizados.
Si haz sido bendecido, agradecemos cualquier tipo de donación con la que puedas motivar el desarrollo y expansión de este sitio:





Publicar un comentario