2010/05/25

Testimonio de Douglas y Marcia



Testimonio extractado del libro ¨I love¨ página 89 escrito por Johana Castellanos

DOUGLAS
¨Marcia no sólo era una de mis mejores discípulas, también era hija de los pastores de la iglesia y una mujer muy especial. Paso a paso empezamos a consolidar nuestra amistad y surigió un sentimiento entre nosotros. Fue entonces cuando le pedí algunas señales espirituales al Señor para esperar su voluntad, señales como un crecimiento en el ministerio y que ella fuera llamada al equipo de consolidacion por mérito propio, no por influencia de nadie.
Conquistar el corazón de Marcia fue un esfuerzo de igual magnitud que el de ganar el corazón de sus padres. Coloque ese sentimiento en manos de Dios para que El fuera inclinando la balanza a mi favor, y poco a poco fui logrando mayor aceptación.
Pasado un año de amistad especial, nuestros líderes decidieron que era el tiempo de empezar un noviazgo con fines de matrimoniales. Fue un tiempo de desafios para preparar el hogar que Marcia merecia, Durante ese período, Dios colocó en el pastor Cesar Castellanos el sentir de que debiamos morir a nuestra relación. Recuerdo muy bien que era semana santa y yo me encontraba en un reencuentro, fueron tres dias de morir a Marcia totalmente. Ella me llamó y me comunicó lo que había pasado con el pastor, y juntos acordamos obedecer, someternos a la voluntad de Dios y renunciar a nuestros sentimientos, Sentí que todos mis sueños se desvanecían. Sin embargo decidí confiar en Dios, entendiendo que el queria lo mejor para mi. Quebranté mi corazón y me rendí a su voluntad. Dios probó nuestros corazones y pasamos el exámen, tiempo despues fui ungido pastor y contragimos matrimonio¨.

MARCIA
Para serles sinceros, fue Douglas quien puso sus ojos en mi primero. Yo formaba parte de su célula, era su discípula y solo lo veía como mi líder. El empezo a ser especial conmigo, me llevaba chocolates y compartiamos tiempo como buenos amigos.
Cuando mis padres supieron el asunto, su primera reacción no fue de total satisfacción. Entre Douglas y yo habia algunas diferencias que ellos discernieron y que era necesario tratar primero. Luego de consultar con el pastor Castellanos, iniciamos una amistad especial, donde nos fuimos conociendo mucho más el uno con el otro, colocando todo en manos de Dios y confiando en la guía del Espiritu Santo. Tuvimos un noviazgo de dos años donde cada uno fue madurando para dar el paso de formar un hogar, éste se constituyó en un tiempo de crecimiento en todas las áreas.
Un dia el pastor Castellanos se acercó a mi y me dijo si estaba dispuesta a ofrendar lo que sentía por Douglas, si estaba lista a obedecer por encima de mis sentimientos hacia él. Luego me pidió que en tres dias me acercara nuevamente para que él orara por mí, Pasados los tres dias, el pastor me citó a las seis de la mañana de un Domingo y me preguntó si estaba dispuesta a morir al sentimiento, a lo cual respondí afirmativamente. Oró por mí, y renuncié a todo mi pasado, presente y futuro que me ligara a Douglas; realmente sentí que el sentimiento moría. Terminada la oración el pastor me miró y me dijo que por cuanto habiamos sido obedientes y habiamos estado dispuestos a ofrendar este sentimientos a Dios. El resucitaría todo aquel a lo que habiamos muerto. Recuerdo muy bien que era un Domingo en que se celebraba la resurección de Jesús. Estos años de matrimonio han sido tan hermosos, el Señor nos ha bendecido con tres hermosos hijos, Juan Andres, Feliope Esteban y Hanna.Creo que el éxito de nuestro matrimonio fue que supimos quemar cada una de las etapas y vivir la relación como debe ser. Saltarse etapas puede traer problemas mas adelante.

Agradezco sus comentario, los correos que nos han enviado y la constante promoción que han hecho a este blog de edificación. Si aún no eres miembro de nuestro grupo, inscríbete y recibe nuestros estudios actualizados.
Si haz sido bendecido, agradecemos cualquier tipo de donación con la que puedas motivar el desarrollo y expansión de este sitio:





Publicar un comentario