2010/05/27

Testimonio de Edgar Mauricio Botello


En el añor 2005, Johana Castellanos me comentó que iba a escribir un libro sobre sentimientos llamado ¨I Love´ le preguntó a varias personas, entre ellas su servidor, si sería posible escribir un fragmento sobre su testimonio para incluir en su libro. Este es el fragmento de mi testimonio publicado en el libro ¨I Love¨pag 149

Mauricio B
¨Debido a que era muy tímido siendo joven, nunca tuve una relación sentimental antes de conocer al Señor. Pienso que Dios lo permitió para proteger así mi corazón. Llegué a Cristo sin saber nada sobre el noviazgo, ni siquiera cómo darle un beso a una mujer. Despúes de rendir mi vida al Señor empecé a darme cuenta, conociendo las experiencias en los encuentros, que Dios me había guardado de ser herido en mis emociones y había protegido mi corazón de malas experiencias en mis sentimientos.
Pero como le sucede a cualquier joven, empezó a nacer un anhelo en mi corazón por conocer la persona escogida por Dios para mi vida, y así me lancé a la aventura de tener amistades. Aprendí por mis propios errores a no guiarme por lo que veían mis ojos, tal vez la belleza física, el talento o la personalidad sino a confiar en Dios quien es el que nunca se equivoca.
Es muy fácil confundir un verdadero sentimiento con un capricho, una emoción o un deseo carnal, yo aprendí la diferencia a base de mis propios errores, porque necesitaba madurar en mis sentimientos. Tu puedes ser un lider con gran fruto, o una persona que lleva varios años en el Señor, pero eso no significa que seas maduro en tus sentimientos. Siempre que Jesús permite algo es para aprender a guardar el corazón.
Si me preguntaran lo que significa guardar el corazón, para mí es no moverse por emociones, por el simple hecho de que nos gusta alguien, o porque otros piensen que es la persona adecuada o porque ¨sienta¨ que es la voluntad de Dios.
Guardar el corazón es obediencia, aun cuando las circunstancias parezcan adversas, pues cuando uno se mueve por emociones y en su propia sabiduría siempre fracasas. Tengo muy en claro que el Señor tiene lo mejor para mí, que si aún no ha llegado es porque El quiere que aproveche el tiempo y me prepare, me capacite, disfrute de esta etapa que nunca mas volverá, por eso confío en que El escogerá la mejor esposa para mi, Aunque en momentos me sienta solo, que pasa el tiempo y no veo nada, sé que Dios no se equivoca. He aprendido a no entregarle mi corazón a cualquiera, que si hay alguien que no lo valora, no mendigaré su amor; si deseo una princesa, mi esfuerzo será en convertirme en su príncipe. Mi consejo para ti es esperar, aquietar el corazón, conocer amigos siempre sin traspasar la línea de la amistad¨.

Conocí a la que es actualmente mi esposa en 2009 y contraje matrimonio en Enero 31 de 2010, cinco años despúes de haber escrito ese fragmento para el libro de Johana Castellanos.
Puedes ver las fotos de mi matrimonio en este link


Agradezco sus comentario, los correos que nos han enviado y la constante promoción que han hecho a este blog de edificación. Si aún no eres miembro de nuestro grupo, inscríbete y recibe nuestros estudios actualizados.
Si haz sido bendecido, agradecemos cualquier tipo de donación con la que puedas motivar el desarrollo y expansión de este sitio:





Publicar un comentario